top of page

Johanna Orellana: 2 años de pasión por el diseño floral en Nueva York.

Actualizado: 21 oct 2023

Por: Carla Vascot




Nueva York es una de las ciudades importantes para desarrollar cierto tipo de carrera, negocio o emprendimiento; sobre todo si se trata de arte, música o diseño. Es el lugar donde nacen las tendencias, pero también las oportunidades, aquí en la capital del mundo, Johanna Orellana nacida en la ciudad de Cuenca, Ecuador encontró su verdadera inspiración, graduada en Contaduría Pública y con 10 años en el sector bancario, decidió junto a su esposo probar otros retos profesionales mudándose a la Gran Manzana. Como todo inmigrante recién llegado, acoplarse a otro país no es cosa fácil sin embargo nos dice -“Me he adaptado, pero siempre extrañaré la familia y la deliciosa gastronomía cuencana”-.



Su aventura en el mundo floral y la creación de su empresa Estigma floral Designs comenzó después de ser mamá a tiempo completo, a la vez que disfrutaba de la crianza de sus hijos tenía en mente cambiar de profesión y tener un negocio propio. Varias opciones pasaron por su mente, un vistazo a magníficos floristas en las redes sociales le abrieron una de ellas invitando a sumergirse en el arte floral no tradicional ¡el resultado! tomó un programa completo en New York Flower School, una de las más importantes escuelas florales del país, que acoge a varios alumnos de todo el mundo cada año.



Desde ese día hasta hoy 29 de Julio cumple 2 años en la industria floral de la ciudad de Nueva York, su marca ha ido evolucionando con la práctica y el aprendizaje constante, clave del éxito en toda profesión. Instaló su estudio floral en su apartamento y se armó de la tecnología con su página web donde ofrece servicios florales con diferentes estilos como: el jardín, moderno, asimétrico, contemporáneo y muchas inspiraciones en el estilo japonés conocido como Ikebana.



Sus servicios son para toda ocasión, bodas, instalaciones a gran escala, eventos empresariales, entre otros proyectos, usando métodos sustentables al medio ambiente, los mecanismos que usa son el alambre de gallinero, floral pin frog que es un pedazo de metal con muchos puntas de clavos por describirles mejor o Kenzan, no usa espuma floral pues contiene varios químicos dañinos, no es biodegradable y se fragmenta en micro plásticos que son consumidos en el mar. Excelente iniciativa para crear tendencia en eventos sustentables.


Su habilidad le ha permitido colaborar con reconocidos floristas en New York como, New York Flower School en el Festival de Flores en Chelsea, Brooklyn Blooms, Le Jardín Rose Floral Design, Tin Can Studios y seguramente vendrán muchos más.


Su plan a futuro es abrir su estudio floral al público, ofrecer servicios florales para editoriales, fashion shows, viajar a otros países para capacitar al sector, abrir nuevas oportunidades a los profesionales de sudamérica y desde luego explorar destinos que marcan tendencia en esta área.



“Detrás del trabajo floral de todo evento hay un proceso intenso, presentar cotizaciones, el servicio exclusivo al cliente, madrugadas esperando en el mercado de las flores de Nueva York, cargar, transportar, limpiar, organizar. Al principio me gustaban las flores como una profesión más, ahora las flores son mi pasión”. -Johanna Orellana

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page