Casarse en pandemia



Mario y Gabriela se conocieron hace más de 10 años en Montañita en un encuentro con amigos, cócteles en la arena y baile. Para Gabriela fue un flechazo a primera vista, un prospecto bronceado y estilo surfer que le dejó prendada desde el primer día. Pronto comenzaron a salir para conocerse más y así inició su historia de amor. Su boda tuvo lugar en plena pandemia—el civil en julio y el eclesíastcio en agosto 2020—tomando las medidas de seguridad necesarias, pero sin dejar de lado los detalles importantes para hacerla memorable.


PH: @adrianaychristian

Novia: Gabriela Baquerizo.


Carla Vascot: Cuéntenos un poco sobre usted y su pareja, ¿cuánto tiempo llevan juntos y cómo fue la pedida de mano?


Gabriela Baquerizo: Hemos crecido juntos, prácticamente toda una vida y soñamos con una vida por delante. La pedida de mano fue preciosa. Él buscó detalles que sabía que me harían sentir feliz. Fue el día de mi cumpleaños; él sabe que me encantan las sorpresas y así fue en esta ocasión. Estaba lista esperando a mis invitados; me avisaron que mi abuelo había venido a visitarme antes de todos y bajar a saludarlo fue parte de la estrategia. Cuando bajé, me encontré con mis sobrinos agarrando unos globos, Mario esperándome con una flor y un violinista tocando nuestra canción favorita, “Use Somebody” de Kings of Leon. Yo temblaba y al mismo tiempo lloraba de la emoción.


Nos casamos el civil en mi casa de Guayaquil. Fue una ceremonia muy hermosa, decorada por Party Project. Quisimos hacer una mesa sentada familiar con Angélica Areco. Ese día tuvimos que dividir el matrimonio en dos etapas. La ceremonia y el almuerzo con la familia y luego llegaban los amigos. No podíamos pasarnos de más de 20 personas por etapa, debido a las medidas de bioseguridad. En eso fui muy cumplida, pero eso no impidió que yo sea la novia más feliz del mundo.




El matrimonio eclesiástico fue un poco más limitado, por así decirlo. Mi plan siempre fue invitar a toda mi familia y a mis amigos más cercanos. No pudimos hacerlo porque justo en la fecha que me casé, las leyes se pusieron aún más estrictas. Tomamos la decisión de montar un evento como el que siempre soñé, con la decoración de Paola Cesa y el servicio de catering con El Seminario. Hicimos un matrimonio con estilo tropical-hawaiano, pero elegante. Fue increíble, al pie del mar. Solo pude invitar a 40 personas, de las cuales la mayoría era familia. Fue un evento sumamente íntimo y especial aunque nos hicieron falta muchas personas. ¡Yo solo les puedo decir que no paré de bailar!








C.V:¿Tuvo apoyo de algún planificador de bodas o diseñador?


G.B:Mi apoyo y mi planificadora fue mi hermana. ¡Ella hizo absolutamente todo! Le encanta organizar eventos y lo hace muy bien. Obviamente, todo se conversaba con mi familia, pero al final ella y yo siempre teníamos la última palabra.





C.V:¿Cuál es el mejor consejo sobre qué hacer y qué no durante la organización de su boda?


G.B:Les sugiero definir bien sus gustos y los detalles que siempre han querido. Trabajen con proveedores seguros, recomendados, y que te hagan sentir especial. Arma un evento con personas verdaderamente cercanas a ti. ¡Los matrimonios pequeños o micro-bodas son lo mejor! El mío fue muy íntimo, ya que ni siquiera pude invitar a los hermanos de mis papás. Si tuviera que hacer nuevamente un evento trataría de mantener un número pequeño de personas.

Lo más importante desde mi punto de vista es no hacer las cosas por compromiso. Si vuelvo hacer una celebración, seleccionaría a las personas que realmente comparten conmigo mi día a día. Para las novias que van a leer mi historia, les aconsejo eliminar de su mente pensamientos como: “es que ella me invitó”, “es que la vi el otro día” (pero no hablas nunca ), “es que es el hijo de la mejor amiga de mi mami.” Selecciona a las personas con las que te imaginas saltando en tu fiesta en un círculo y cantando a todo pulmón.


C.V:¿Qué le diría a las parejas que deciden unir sus vidas a pesar de las circunstancias este 2021?


G.B:Al final del día, la fiesta es lo menos importante. Lo fundamental es que estás tomando la decisión de entrar en una nueva etapa con tu mejor amigo, tu amor y compañero de vida. Planifiquen y hagan un proyecto de vida juntos. Hablen bien sobre las costumbres, metas y deseos que tienen solos y como pareja. Pongan reglas desde el inicio y traten de manejar la convivencia lo más fluida y relajada posible. La clave de una buena convivencia es la comunicación y el respeto.



C.V:¿Hicieron algún viaje o han escogido un destino para luna de miel?


Aún no hemos ido de luna de miel a otro país, pero sí tuvimos la oportunidad de visitar un hermoso hotel que se llama Cerro Lobo cerca de Montañita; muy recomendado. Mientras tanto, seguimos planificando nuestra luna de miel. Estamos entre Hawaii, un viaje por carretera en California o irnos más lejos como a Sudáfrica.


Ahora que lleva algunos meses casada, ¿qué puede decirnos sobre sus vivencias y cómo lleva el día a día?


Cuando me preguntan cómo va la vida de casada, digo que es lo máximo. Siento que somos un equipo, que somos compañeros de piso y que nos amamos. La pasamos increíble y manejamos una rutina bastante similar. Siempre intentamos encontrarnos para almorzar y cenar juntos. Compartimos responsabilidades de la casa. Así que puedo decir que por el momento la fiesta la llevamos en paz.


Como mujer, ¿qué proyectos tiene a mediano y largo plazo y qué les aconsejaría a las mujeres que aún no han encontrado el amor en un mundo cada vez más sumido en la tecnología?


Yo puedo hablar mucho de este tema, pero lo que he aprendido con los años es que, en primer lugar, siempre debes ponerte a ti mismo como prioridad. No hablo de ser egoísta o no ser empático, por ahí no va la cosa. Conocerte a ti mismo, preocuparte de llevar una salud mental sana, dejar los miedos y barreras a un lado y lanzarse al estrellato con los proyectos de vida que tengas. ¡Ve en búsqueda de tus sueños y fortalece tus destrezas!

Finalmente, después de años estoy cumpliendo el mío. Estoy manejando mi propio negocio, mi espacio de educación infantil, y desarrollando mi potencial de influencer en donde comparto mucho de mi estilo de vida y todas las cosas que me apasionan. Amo lo que hago y lo más increíble es que tengo el apoyo de mi pareja en todo.




PH: Evelyn Casuso







Proveedores Boda:


Boda civil

Fotografía: @lodeanoche

Decoración: @PartyProject

Catering: Angélica Areco


Boda eclesiástica

Fotografía: @adrianaychristian

Vídeo: Arocapro

Maquillaje y peinado: María Teresa Betancourt

Wedding Designer: Paola Cesa

Catering: El Seminario

Torta: Munamii


63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo