Varios países un destino juntos.

Actualizado: 21 oct 2021


Carolina y Andrés se conocieron en la ciudad de México en la graduación de una amiga en común. En ese tiempo, Andrés vivía en Monterrey y Carolina en Madrid. Estuvieron una semana en la ciudad, planificaron salir y explorar el destino. “Hubo un clic súper lindo”–recuerda Carolina.


Empezaron a viajar juntos a distintos lugares para conocerse, entre ellos, Medellín,
Ecuador, México (varias veces), Miami y Madrid. Así, su relación de novios se volvió fuerte durante un año y medio, hasta que Andrés organizó un viaje sorpresa a Tulum, pues sabía que Carolina tenía muchísimas ganas de visitar ese destino.

Andrés había preparado un ritual maya para limpiar sus energías y pedir por ellos como pareja. Era una fecha ideal, muy fuerte energéticamente: 20 de marzo 2019, equinoccio de primavera. Fueron a un cenote (un ojo de agua en un cráter que es sagrado para los Mayas), iniciaron un ritual con un curandero y mientras un momento Carolina estaba con los ojos cerrados, Andrés se arrodilló y le pidió matrimonio.


Quisimos conocer cómo fue el proceso de organizar la boda fuera del Ecuador en las circunstancias actuales y por qué decidieron casarse en ese destino.




Carolina: “Una de las primeras ciudades que conocí con Andrés fue San Miguel de

Allende—me enamoró el lugar. Él nació en una ciudad a una hora de ahí y desde niño conocía San Miguel, a la que tiene un cariño especial.


Siempre habíamos querido hacer una Boda Destino, pensamos que sería una experiencia increíble tanto para los invitados como para nosotros. Andrés había tomado la decisión de mudarse a Ecuador, así que fue una de las razones que nos impulsó a casarnos ahí. Al inicio pareció ser un proceso complicado, pero el equipo de Wedding Planner resultó excelente y me apoyó muchísimo en todo momento. No contamos que a un mes de la boda todo se cerrará y que la vida nos cambiaría, igual que a todo el mundo”.






Soltar y fluir fue lo que le permitió a esta pareja continuar con la idea de su boda y adaptarla de 600 personas a 200, con una experiencia de 3 días para consentir a todos los invitados.

Viajar con las familias en un punto medio, pasar todos los nervios de la semana y compartir la cultura mexicana, desde la comida, tradiciones, lugares, colores y música, terminó en la mejor experiencia de sus vidas.

Carolina nos dice que la lección más clara para ella en tiempos difíciles es tener equilibrio entre nuestro mundo profesional y personal, darnos espacio y recargar energía para así fluir en todos los ámbitos que cumplimos como mujeres.


Están planificando la luna de miel en un Safari en Kenia y después en las Islas Seychelle para dentro de un año (mayo 2022) debido a las restricciones en los distintos países. Mientras tanto, decidieron viajar a una playa ubicada en la Riviera Nayarit y hospedarse en el hotel One & Only Mandarina.



Coctel de bienvenida 8 abril


Planeación: Lisette Trepaud

Venue: Hotel Live Aqua Resort San Miguel de Allende


Boda y Tornaboda 9 y 10 abril


Wedding Planer: Lucero Alvarez, su equipo Mariana Celaya y Jazz Ruiz

Venue: Hacienda San Jose La Vista

Banquette: Massieu banquette

Decoración floral: Gabriela Cabrera

Iluminación: Bright Light

Cuarto de dulces: Tutto Dolce

Música: Dj Carlos Hernandez, Le Funk y Pontier Studio

Video: Monkey Films

Foto: Phraa(Ecu), AdrianayChristian(Ecu) y Marcela Cerbón

Peinado y Maquillaje: María Isabel Pinos(Ecu) y Tatiana Pesantez(Ecu)

Vestido Novia: Chernaya Bridal, Marchesa Bridal

Tocado Novia: Carmen Maria Mayz

Traje Novio: Gustavo Moscoso (Ecu)

63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo