La media naranja llega... ¡sin buscarla!

Actualizado: jul 19



Maria Paula Villacis, una mujer que confía en que el amor llega a nuestras vidas sin pensarlo, que las circunstancias hacen a la pareja más fuerte y que la distancia no es un impedimento para una historia de amor. Ella y su novio son de Guayaquil, se conocieron en la ciudad de Miami donde viven actualmente.


En una entrevista nos cuenta cómo inició esta aventura en pareja y cómo logra cumplir sus sueños a pesar de todo.


Por: Carla Vascot


C.V: ¿Cuál es su historia de amor y qué recomendación puede dar a las personas que aún buscan a su media naranja?.

M.P: Nos conocimos en Miami, una amiga en común en una reunión nos presentó. Desde esa noche en adelante hemos seguido juntos. Comenzamos a hablar por mensajes y a vernos más seguido -él viajaba a Guayaquil o yo iba a Miami-. Luego de 4 meses de salir y conocernos más, me pidió que sea su enamorada. Mantuvimos una relación a distancia por un año y medio, tratabamos de vernos lo más seguido posible -cada uno o dos meses-.

Para fin de año del 2019 nos fuimos de viaje a un crucero con toda mi familia. El 1 de enero del 2020, justo a las 12:00 am, me pidió que sea su esposa.


Coincidentemente, también era el día en el que cumplíamos 1 año y 6 meses de enamorados. Él mismo hizo un álbum tipo scrapbook con fotos y recuerdos de los momentos más lindos e importantes de nuestra relación, y en la última página había escrito la pregunta “te casas conmigo”


Nuestra recomendación es no buscar el amor, la media naranja llega... ¡sin buscarla!
Ni él ni yo estábamos buscando nada cuando nos conocimos, y pues aquí estamos, más felices que nunca.

C.V: ¿Qué sintió usted en una etapa de tanta incertidumbre, y al mismo tiempo de felicidad por su compromiso?.


M.P: Realmente feliz, saber que íbamos a pasar el resto de nuestras vidas juntos, para mí, todo lo relacionado a nuestro compromiso fue perfecto. Él sabía la importancia que tenía para mi que mi familia, todos estemos juntos para proponerme matrimonio. -mi hermano y su novia estudian en Canadá-.


Tal vez la incertidumbre para nosotros llegó luego, con el COVID-19, no sabíamos si íbamos a tener que cambiar la fecha de nuestro matrimonio o no. Aunque para nosotros siempre fue muy claro que la salud y el bienestar de nuestros seres queridos era nuestra prioridad; y que sí nos casamos ese día o dentro de un año, eso no significaba que nos amábamos menos, sino más bien todo lo contrario. Son ese tipo de circunstancias las que te hacen crecer como pareja y fortalecen aún más la relación.


C.V: ¿Cuáles son sus planes a corto plazo, y que nos puede comentar de su boda civil?


M.P: Yo estoy estudiando para validar mi título de médico en los Estados Unidos y él al momento tiene dos trabajos. Estamos enfocados en ahorrar para algún momento comprar una casa, o departamento juntos a principios del próximo año. Y lógicamente, contamos los días para que el 1 de Mayo del 2021 llegue rápido, casarnos en la ceremonia eclesiástica y continuar nuestra vida juntos con la bendición de Dios.


El Agosto 28 del 2020, la fecha en que iba a ser nuestro matrimonio originalmente antes del COVID-19, nos casamos por lo civil. Por las circunstancias fue en el registro civil y luego tuvimos un almuerzo muy íntimo con nuestra familia, fue manejado con máximas medidas de bioseguridad. A pesar de todo, fue perfecto ya que pudimos celebrar con nuestros seres queridos este paso tan importante en nuestras vidas. Seguro el próximo año podremos celebrar un poco más.



C.V: ¿Qué piensa de una luna de miel en Ecuador y mirar hacia el país en esta época?.


M.P: Una excelente idea, sobre todo, en estos tiempos en los que no se puede viajar como lo haríamos normalmente. Por mis estudios y su trabajo quizá tengamos que esperar para la luna de miel pero nos encantaría hacer un viaje dentro del Ecuador y recorrer los Andes, visitar El Cotopaxi o Las Islas Galápagos.


Novios

Maria Paula Villacis

Carlos Alfonso Villafuerte.

PH:Mishelle Agurto

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo