Historia de una Boda


Por Carla Vascot.


Inspirarte a seguir soñando en bodas increíbles es lo que nos mueve, contar historias reales y conocer de la mano de los protagonistas los mejores consejos para organizar tu día.


Carolina Vignolo Franco & Jaime Santillán Montalvo tienen una historia fantastica y esperamos la disfrutes tanto como ellos.


Fecha de boda: 15 de agosto de 2020

Lugar: Guayaquil, Ecuador

Decoración: Party Project.


En medio de la pandemia de COVID-19, hay historias que nos inspiran y nos motivan a pensar en bodas, como nos cuenta Carolina. Estamos seguros de que su experiencia te dará pautas sobre cómo celebrar una boda segura en la siguiente temporada.


Carla Vasco (CV): ¿Cómo se sintió al saber que su boda no sería lo planeado, y cómo pudo superar ese sentimiento de incertidumbre?


Carolina Vignolo Franco (CVF): Como todas las novias, estaba con muchísima ilusión planeando mi boda, recién me había comprometido en diciembre 2019 y la teníamos planeada para noviembre del 2020. Pero luego vino la pandemia y a medida que pasaban los días la incertidumbre era cada vez más grande. Como todos, teníamos muchas preocupaciones como nuestra salud, nuestra familia, nuestro negocio, y claro, también estaba nuestra boda.


El día que nos dimos cuenta que la situación en el mundo estaba muy mal y que no íbamos a poder realizarla, recuerdo haber llorado todo el día, y aunque suene muy superficial llorar por una boda, era la acumulación de tantos sentimientos que estábamos viviendo en esos días de horror.


Además, yo siendo decoradora y trabajando en la industria de las bodas, obviamente soñaba con cada detalle, y no saber qué iba a pasar con mi vida fue bastante frustrante. Mi novio y mi familia me apoyaron un montón y juntos tomamos la decisión de casarnos en un civil íntimo con nuestra familia directa, y posponer nuestro eclesiástico al siguiente año cuando las cosas se calmen un poco.


Aún así, hubo mucha incertidumbre hasta la misma semana de la boda, ya que las autoridades anunciaban nuevas regulaciones cada día, pero siguiendo todas las normas logramos hacer algo perfecto y familiar, ¡mejor de lo que habíamos planeado!


CV: ¿Cómo escogió la locación de la boda y por qué?


CVF: El Hilton Guayaquil siempre ha sido nuestro aliado laboralmente, tenemos muy buena relación. Yo quería trabajar con ellos, pero con todo el tema del COVID-19 y también porque mi novio y yo somos muy de “aire libre”, queríamos un lugar en exterior sí o sí, entonces se me ocurrió el área exterior del Hilton en un jardín pequeño que tienen en la piscina, aprovechando que las instalaciones estaban clausuradas para los huéspedes, y ellos accedieron.




CV: ¿Qué hizo para procurar la seguridad de sus invitados y qué apoyo recibió durante la organización?


CVF: Primero que nada, les pedimos con anticipación a nuestra familia que se realicen pruebas de COVID-19 uno o dos días antes del evento, y todos lo hicieron. También les dimos un kit de regalo personalizado que tenía: alcohol, mascarilla con sus iniciales, identificador de vaso con su nombre, entre otros recuerdos. Todos estuvieron con mascarilla gran parte del tiempo, sin embargo, era inevitable sacarla en ciertos momentos como para comer o tomar algo, para las fotos, etc., pero tratamos de ser lo más precavidos posible.


El Hotel contaba con todos los protocolos necesarios de bioseguridad y los siguieron al pie de la letra. En eso yo me sentía muy tranquila de hacerlo en el Hilton, porque sabía que ellos iban a cumplir con todas las normativas. Decidimos también no poner mesa de dulces para evitar que la gente se exponga y se aglomere, pero los repartimos en cajitas cerradas, tanto los dulces como las mini tortas.





CV: ¿Cuál fue la inspiración de la boda y qué consejo les puede dar a las novias que desean celebrar la próxima temporada?


CVF: La inspiración fue hacer un “Jardín Bohemio”, algo rústico pero con muchas flores y color, sobre todo que se sintiera muy acogedora. Para las novias que están planeando su boda o que tuvieron que postergarla para el próximo año, mi principal recomendación es que se concentren en celebrar con sus amigos y familiares más íntimos y no se preocupen por detalles menores. La pandemia nos enseñó que lo que realmente importa es estar rodeados de las personas más especiales para nosotros. Y otro consejo es que hagan su boda a su propio estilo, no piensen mucho en los protocolos, o lo que normalmente “se hace”, hagan algo que los represente como pareja, que se sientan cómodos y con lo que se sientan realmente felices. Si son novios clásicos, bohemios, románticos, rústicos, alegres, tranquilos, no importa, lo que importa es que cuando lleguen a su boda digan: “Así quería casarme”.


CV: Quizá la boda íntima no fue lo planeado, sin embargo, ¿cómo se sintió con el resultado del evento?


CVF: Como ya lo comenté, tuvimos muchos momentos de incertidumbre y angustia, pero la verdad es que no cambiaría por nada del mundo el resultado. Fue una boda civil más linda de lo que me imaginé, donde disfrutamos muchísimo rodeados de nuestros familiares cercanos y llenos de amor.


CV: ¿Qué opciones han pensado para luna de miel, tal vez algo en Ecuador o van a posponer el viaje fuera del país?


CVF: Vamos a esperar a hacer nuestro matrimonio eclesiástico para irnos de luna de miel. Todavía no hemos decidido, pero esperamos mucho de viajar por el Ecuador y nos encanta aventurarnos, y pienso que hay muchos lugares espectaculares para visitar en pareja.


Fotografía: Maru Pogo

Vestido: Poupee


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo